EN SUS MARCAS, LISTOS, FUERA

EVG_Header_NRC_v02_M01.jpg
NikeDigital_RN_RSG_Feature_FindingForm_P1.jpg
SU16_RN_White.jpg

Ya has realizado unos cuantos tipos de carreras. Es tiempo de comenzar a pensar en cómo tu postura afecta tu experiencia en las carreras. PONTE DERECHO, NO TENSO Los corredores suelen mantener tensión en la parte superior del cuerpo. Mantén tu cabeza erguida, los ojos hacia el frente (pero ten cuidado con los objetos en el suelo, como raíces de árboles, mientras recorres un sendero), deja que tus brazos se muevan con naturalidad y no encojas los hombros o cierres los puños. CORRER DE MANERA RELAJADA PERMITE CORRER RÁPIDO Mantener el rostro, el cuello y los hombros relajados te ayudará a evitar quemar energía que necesitarás para finalizar con fuerza. Correr de manera relajada permite correr rápido. PERO NO DE UNA FORMA DEMASIADO FLOJA… Quieres que tu paso sea constante y eficaz. Encuentra el equilibrio correcto. LO MÁS IMPORTANTE ES QUE NO NECESITAS CAMBIAR TU POSTURA PARA VOLVERTE MÁS RÁPIDO Tu cuerpo es único. Debido a eso, naturalmente lograrás tu propio paso. Acéptalo. Si bien existen algunos consejos generales, tu postura se volverá más eficaz a medida que corras más y te vuelvas más fuerte.