CR7_mobile_02.jpg

CRISTIANO RONALDO “Puedes quitar el dinero, el público, la fama; pero yo seguiré jugando fútbol, porque me encanta”.

CR7_mobile_03.jpg

NACER CON EL JUEGO Hijo de una cocinera y un utilero, Cristiano Ronaldo dos Santos Aveiro, conocido simplemente como Ronaldo, nació el 5 de febrero de 1985, en la pequeña isla de Madeira, Portugal. Se podría decir que nació con el juego: su padre organizaba el calzado y las camisetas para el club portugués CF Andorinha, y le pidió al capitán del equipo que fuera el padrino de su hijo menor. La carrera de Ronaldo comenzó en el mismo club, a los 8 años de edad.

CR7_mobile_04.jpg

DE PRODIGIO A LEYENDA VIVIENTE Cuando la mayoría seguía puliendo sus habilidades, Ronaldo firmaba contratos. A los 12 años, se unió al conocido club portugués Sporting CP. Ganó la temida camiseta número 7 (que creó el apodo ‘CR7’) durante sus distinguidas temporadas en el Manchester. Ahora en el Madrid, continúa acumulando triunfos como goleador para su equipo: mayor cantidad de juegos de local consecutivos con goles anotados; promedio de más de un gol por juego; empatado en la mayor cantidad de tripletas en la historia de La Liga, por nombrar algunos.

CR7_mobile_05.jpg

LA GUERRA SE GANA CON PRÁCTICA Incansable en la misión de mejorar su juego, Ronaldo entrena con más pasión que cualquier otro jugador de fútbol. Y vale la pena: su resistencia lo mantiene listo para derribar hasta los segundos finales, su tamaño le brinda una ventaja cuando pelea el balón y la fuerza de sus piernas lo ayuda a ganar cabezazos a más de dos metros de altura. Aunque es deseado para aparecer en portadas de revistas de todo el mundo, entrena para funcionar, no para mantener su figura. “No preparo mi cuerpo para ser hermoso, lo hago por el fútbol, para estar listo para todas las batallas”.

CR7_mobile_06.jpg

MÁS RÁPIDO, MÁS RESISTENTE, MÁS LISTO La aceleración explosiva y los cambios de dirección instantáneos de Ronaldo dejan a los defensores atrás y sin aliento. Los disparos a 80 mi/h lanzados con cualquiera de sus pies intimidan el corazón de los arqueros. La inteligencia rapidísima en relación con el fútbol, desarrollada a partir de miles de horas de juego, le permite organizar a sus compañeros de equipo como un distribuidor del balón letal y decisivo. Los contrincantes no pueden seguir su nivel, pero hay una bota que sí puede hacerlo: el Nike Mercurial, inspirado en su estilo de juego de ritmo rápido.

CR7_mobile_07.jpg

El ORGULLO DE PORTUGAL Si dejamos de lado las victorias del club, la máxima gloria se encuentra en ganar para su propio país. Ronaldo ha inspirado a una nación y ha competido en los torneos más grandes del mundo. Es el capitán de la selección de Portugal y el máximo goleador de Portugal: es el mejor jugador de Portugal. Pero, para un competidor tan tenaz, lo mejor no es suficiente: “No estaré totalmente conforme con mi carrera” – acotó – “hasta que haya levantado un trofeo con Portugal”.

CR7_mobile_08.jpg

UNA INSPIRACIÓN DENTRO Y FUERA DE LA CANCHA Ronaldo indicó que prefiere ser recordado como un ejemplo a seguir que como un jugador de fútbol legendario; aunque es probable que sea recordado por ambas razones. Fuera de la cancha, entre aparecer en portadas de videojuegos, colaborar en diseños para la colección Nike CR7 y pasar tiempo con su hijo, es un filántropo dedicado. Ha contribuido con ayuda tras tsunamis, ha ayudado en el tratamiento contra el cáncer y es embajador de Save the Children, una organización global sin fines de lucro que ayuda a los niños necesitados.

CR7_mobile_10.jpg

“En la vida, no ganas sin hacer sacrificios; debes correr riesgos”.