NIKE+ RUN CLUB

CONSEJOS DE HIDRATACIÓN 3 SENCILLAS MANERAS DE MANTENERTE HIDRATADO Cuando sudamos, perdemos electrolitos y fluidos que el cuerpo necesita para funcionar correctamente. Así que si quieres evitar la fatiga, te recomendamos que des pequeños sorbos de agua de vez en cuando para que las reservas del cuerpo estén altas antes, durante y después de tus entrenamientos. A continuación te explicamos cómo hacerlo.

H101_M02.jpg
H101_M03a.jpg

ANTES Debes beber como mínimo ocho vasos de agua al día, especialmente aquellos días en los que vas a ejercitarte al aire libre. Si vas a correr una carrera larga próximamente, asegúrate de hidratarte y alimentarte bien durante toda la semana hasta la fecha del evento. No esperes a la noche de antes (o incluso al mismo día) para empezar a beber más agua de lo habitual.

H101_M04.jpg
H101_M05.jpg
H101_M06.jpg

DURANTE Cuando salgas a correr, lleva siempre una botella de agua y bebe pequeños sorbos cada 15 o 20 minutos. En caso contrario, asegúrate de que tu ruta pase siempre cerca de una fuente de agua. Si piensas salir a correr durante más de una hora, también deberías llevar siempre alguna bebida isotónica que contenga electrolitos (sodio, potasio, etc.). Como alternativa, lleva siempre algunas monedas encima por si te quedas sin agua o alargas la carrera y necesitas comprar alguna otra bebida durante el recorrido. Si vas a competir, bebe algo en cada punto de avituallamiento, aunque solo sea un pequeño sorbo de agua.

H101_M07.jpg
H101_M08.jpg

DESPUÉS Deberías finalizar cada sesión de entrenamiento bebiendo agua, ya que recargar fluidos es una parte del importante proceso de recuperación después del entrenamiento. También es importante comer algo sano que contenga una buena mezcla de hidratos de carbono y proteínas en la hora siguiente a la finalización de la carrera. Rehidrátate y recupera fuerzas al mismo tiempo tomando uno de estos deliciosos smoothies.

H101_M09.jpg
H101_M10.jpg