NIKE+ RUN CLUB

0922_NRC_SLP_FST0_mobile.jpg

LAS GRANDES VENTAJAS
DE CONTROLAR
LA RESPIRACIÓN

Breath_MBL_01.jpg

Inhala, exhala y repite. Todos lo hacemos a diario de forma automática. Fácil ¿verdad? Aprender a controlar la respiración de manera consciente mientras estás haciendo ejercicio podría servirte para obtener mejores resultados a nivel de rendimiento. Tanto si lo que buscas es quemar grasa, como si deseas fortalecer la musculatura, desarrollar la fuerza o aumentar la velocidad, el poder que la respiración apropiada ejerce sobre el modo en que realizas cada actividad no es un factor que deberías subestimar.

HIT_MBL_02.jpg

El hecho de respirar ya proporciona el oxígeno necesario para que los músculos funcionen de manera eficaz. Pero cuanto mejor respires, menor será tu frecuencia cardíaca, lo que supone una ventaja importante en lo que respecta al rendimiento." Dan Stepney, atleta británico y Coach de NRC "No existe un patrón de respiración perfecto para el running. Cada corredor tiene su propio ritmo de respiración particular y lo que funciona para una persona, puede no hacerlo para otra.

Sin embargo, lo que sí podríamos decir es que si se toma aire con una respiración pobre, se puede provocar un rendimiento motor pobre, que puede conducir a una descompensación muscular y a posibles lesiones por desgaste. Este ejemplo destaca lo importante que es la respiración para el rendimiento y la necesidad de crear un patrón de respiración propio."
Consejo: Intenta respirar por la boca en la misma medida que por la nariz. Puede ayudarte a relajar la mandíbula y, por lo tanto, a reducir la tensión del cuerpo, lo que permite que corras con mayor fluidez. Si respiras de manera esporádica solo conseguirás que correr sea más difícil. En lugar de eso, es preferible un patrón de respiración rítmico y relajado que favorezca una práctica de running rítmica y relajada que mejore la eficacia corporal. Realiza 5 exhalaciones completas de entre 6 y 8 segundos ANTES Y DESPUÉS DE TU PRÓXIMA CARRERA como parte de tu calentamiento y de tu enfriamiento. Cuando empieces a aumentar el ritmo, intenta mantener la calma y ralentizar la respiración. "Tomar aire con más frecuencia no es mejor. A menudo las respiraciones que se hacen con más rapidez también son más cortas", comenta el Global Head Coach de NRC Chris Bennett. "La buena noticia es que cuanto más corras y cuanto más en forma estés, más sencillo te resultará respirar mientras entrenas."